Hacia la unión con Dios

Carta a Jesús

Posted by pablofranciscomaurino en junio 20, 2008

¡Oh, mi Jesús! Vengo dolorido a tus pies, para pedirte perdón porque te hemos fallado mucho; ¡a ti, que eres la misma pureza! y que, por eso, te duelen tanto nuestros pecados, nuestras impurezas, nuestras faltas de amor…

 

Nos hiciste solo por amor; y a cambio recibiste solo desamor…

 

Te compadeciste de nosotros y —loco de amor— te hiciste como nosotros: ¡una criatura!, siendo Tú el Creador.

 

Decidiste dejar tu riqueza y tu gloria, para ser pobre y humilde… Y nosotros seguimos llenos de soberbia y de codicia.

 

Viviste como uno de nosotros durante treinta años, dándonos ejemplo, para que aprendiéramos a vivir como Dios quiere…

 

Nos enseñaste el Amor de tu Padre…; y seguimos siendo egoístas.

 

Viniste a predicar Amor y te colgamos en una cruz…

 

Pagaste nuestras deudas derramando toda tu Sangre y sufriendo cuanto más podías, por amor; y seguimos pecando continuamente, adquiriendo nuevas deudas…

 

Para nuestra pequeñez te inventaste un tribunal donde nos acusamos culpables y Tú nos perdonas, una y otra vez…

 

Nos buscas para darnos nuevas oportunidades de salvarnos, y las rechazamos con sordera y ceguera espirituales…

 

Siempre estás allí: acercándote a nosotros —humillándote por Amor— con el deseo de darnos la felicidad que tanto buscamos; y nosotros, alejándonos para caer de nuevo en el pecado, en el egoísmo, en la soledad…

 

¡Oh, Jesús! ¡Cuánto sufrirá tu Corazón al ver el nuestro, tan indolente, tan testarudo, tan pecador!…

 

¡Perdónanos, Jesús!

 

Aunque ya es el colmo pedirte más, apiádate de nosotros…

 

Jesús, mira la humanidad: aferrada al placer, al tener, al poder, a la fama…

 

Se matan unos a otros por un pedazo de tierra o por un poco de riqueza material… Se revuelcan en placeres bajos, con los que tratan de llenar sus propios vacíos… Se sacrifican sin medida por arrancarle un instante de alegría a sus vidas o por una brizna de placer… ¡Cuántos santos y santas habría en el mundo si esos esfuerzos se hicieran para conseguir la santidad!

 

El poder cautiva a muchos para servirse de él, no para servir…

 

Dejan crecer el egoísmo hasta caer en la maldad, inconscientes de que su condición trascendente mira más alto: al Cielo, donde hallarán todo lo necesario para llenar sus ansias de felicidad, donde sus corazones conseguirán todo lo que tanto anhelan: la bondad, la belleza y la sabiduría de Dios, que superarán con creces todo lo que logren encontrar aquí, con sus más grandes esfuerzos…

 

No han hecho caso de lo que Jesús vino a enseñar a la humanidad hace más de dos milenios: que la ley del amor debe superar al egoísmo; que no nos enfrasquemos más en nuestro egocentrismo, viviendo del «yo», y salgamos al encuentro del «tú», para que esta multitud de seres solitarios crezca interiormente —por fin— en todos los ámbitos: personal, familiar, laboral y social…

 

Muchos tratan de llenar sus vacíos interiores con las adulaciones y las alabanzas de los demás… Algunos viven sólo para eso: tratan por todos los medios de reemplazar así todo el cariño que dejaron de recibir en su infancia…, o se convierten en mendigos del amor de las criaturas, siendo Tú el único que puede llenar las inmensas ansias que anidan en nuestros corazones.

 

¡Cómo te dolerá el Corazón al ver tantos y tantas que se esfuerzan tanto por proyectar una imagen para ser reconocidos, para ser valorados!… Y Tú, siempre esperándolos para derrochar todo tu amor en ellos, y hacerlos inmensamente felices…

 

Prisionero del amor en los sagrarios, pasas horas y días enteros sin que nadie te visite…

 

Eres la salud para todos nuestros males, y te dejamos solo. Eres la solución de todas nuestras desventuras, y te abandonamos. ¡Eres el amor que tanto añoramos, y nos olvidamos de ti!… Sin ti somos infelices y desgraciados; sin ti estamos vacíos; sin ti nada podemos, nada sabemos, nada tenemos, nada somos…

 

Por favor, ¡grítanos cuando pasemos a tu lado, para que dejemos esta sordera espiritual!…

 

 

 

Sorry, the comment form is closed at this time.