Hacia la unión con Dios

Ciclo B, V domingo de Pascua

Posted by pablofranciscomaurino en mayo 20, 2009

Pidan lo que quieran y lo conseguirán

 

En el Evangelio Jesús nos invita: «Mientras ustedes permanezcan en Mí y mis palabras permanezcan en ustedes, pidan lo que quieran y lo conseguirán».

Pero, ¿en qué consiste ese permanecer en Él? Podemos entender en qué consiste permanecer con Él pero, ¿en Él?…

Por fortuna, en otro texto de la Palabra de Dios del día de hoy está la respuesta: san Juan dice en la segunda lectura: «El que guarda sus mandamientos permanece en Dios y Dios en él». Y añade: «¿Y cuál es su mandato? Que creamos en el Nombre de su Hijo Jesucristo y nos amemos unos a otros, tal como él nos lo ordenó».

Esto quiere decir que lo que hace que permanezcamos en Jesús es creer en Él y amarnos. Y que si hacemos estas dos cosas conseguiremos lo que pidamos. ¡Haremos milagros!

Pero no olvidemos que amar no es un mero sentimiento: «No amemos con puras palabras y de labios para afuera, sino de verdad y con hechos».

Y, ¿cuáles son los hechos? Servicios, más que sentimientos. Servir a los demás, pero para que crezcan como seres humanos, para que encuentren su felicidad, para que sean santos; no para darles gusto en todos sus caprichos, pues los ayudaríamos a pervertir… A veces servirlos consistirá en corregirlos; otras, en aconsejarlos, ayudarlos a mejorar, exigirles…, todo por amor y con amor.

Así mejoraremos el mundo en que vivimos, pues empezarán a aparecer santos por todas partes. Como ocurrió con san Pablo, a quien todos le tenían miedo, pues no creían que él hubiera cambiado realmente; pero al ver la valentía con la que predicaba abiertamente el Nombre del Señor, cómo enseñaba a todos la manera de ser feliz en esta tierra, lo acogieron finalmente.

Así la Iglesia se edificaba, caminaba con los ojos puestos en el Señor y estaba llena del consuelo del Espíritu Santo.

Hoy, el Espíritu Santo quiere también lo mismo para nosotros. ¿Empezamos?

Sorry, the comment form is closed at this time.