Hacia la unión con Dios

Ciclo B, XX domingo de tiempo ordinario

Posted by pablofranciscomaurino en agosto 23, 2009

¿Comulgar o no comulgar?

 

«¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?», era la pregunta obvia de los judíos, después de haber oído a Jesús: «Yo soy el pan que ha bajado del cielo».

Y hoy, ¿somos conscientes de lo que vamos a hacer cuando estamos haciendo la fila para recibir la comunión? ¿Sabemos a qué vamos? ¿Creemos realmente que vamos a recibir en nuestro corazón a Dios? ¿Creemos en la presencia real de Jesús en la Hostia que vamos a recibir?

Cuántas veces vamos en la fila distraídos —o quizá devotos— pero sin darnos cuenta del milagro que está por realizarse en nuestras vidas: ¡Dios, el mismo Dios, el Dueño del Universo se ha hecho pequeño para que podamos entrar en intimidad con Él!

Es como si tuviésemos una experiencia pequeña de Cielo: el encuentro personal y definitivo con Dios, ¡el único que puede llenar nuestros anhelos de felicidad!

Si pensamos por un momento quién es Él, su grandeza, su poder, su esplendor, y luego nos vemos a nosotros mismos, con nuestras limitaciones y nuestra poquedad…, es seguro que nos desbocaríamos en agradecimientos; es que participar de la divinidad, por unos instantes (nosotros que somos apenas criaturas) está fuera del alcance de nuestra limitada inteligencia. ¡Sólo se puede permanecer extasiado ante semejante portento!

Habría que permanecer dando gracias, aunque sea unos minutos. Y, a veces, salimos apresurados a las actividades diarias, sin pensar siquiera cuánto nos ayudaría un diálogo interior con ese Dios que lo hizo todo y que nos dio la vida y todos los bienes espirituales y materiales que tenemos.

Vale la pena que lo meditemos un momento: hagamos ahora una evaluación de nuestra vida, antes de celebrar en esta Eucaristía la vida, Pasión, muerte y resurrección del Señor: ¿Aprovechamos la oportunidad de comulgar? ¿Somos conscientes de lo que va a ocurrir en nuestro ser dentro de unos momentos? ¿Nos preparamos convenientemente? ¿Cómo estamos recibiendo a Jesús?

Sorry, the comment form is closed at this time.