Hacia la unión con Dios

Ciclo C, VI domingo de pascua

Posted by pablofranciscomaurino en mayo 24, 2010

De verdad, ¿esperas en la otra vida?

 

Si me amarais os alegraríais de que vaya al Padre, dijo Jesús a sus discípulos.

Y nosotros, ¿cómo actuamos cuando se nos muere un ser querido? Dar respuesta a esta pregunta puede enseñarnos mucho.

¿Qué es lo que nos produce dolor cuando muere un ser querido? ¿No es su ausencia, la falta que nos hace? Quien se murió, sin embargo, está probablemente en el Cielo, gozando de Dios, sin dolores, penas, sufrimientos…, en la plenitud del bien.

Y nosotros, mientras tanto, sufriendo. ¿No deberíamos estar felices? ¿No hay de egoísmo en estos sentimientos? ¿No hace el amor que pensemos más en el bien de la persona amada que en el nuestro?

¿Qué tanto estamos viviendo el cristianismo que decimos profesar? ¿Por qué a veces se nos olvida lo que espera a quienes parten para el más allá?

Lo oímos la lectura del Apocalipsis de hoy: viviremos en la Ciudad santa, que baja del Cielo, enviada por Dios, trayendo la gloria de Dios. Templo no hay ninguno en ella, porque su templo es el Señor Dios todopoderoso. La ciudad no necesita sol ni luna que la alumbre porque la gloria de Dios la ilumina y su lámpara es el Cordero.

Anuncio de esa Luz es el Evangelio; por eso, quienes hemos oído las palabras contenidas en él vivimos de la Esperanza. Un cristiano no piensa que cada día que pasa es un día menos de vida, porque para él es un acercamiento a la verdadera Vida sin fin, a la vida de eterna felicidad, al encuentro con el amor completo e inmutable. Es que para nosotros no será el fin, será el principio.

Pero, ¡qué resistencia a creerlo de veras!; aunque es fácil de entender, ¡qué difícil asimilarlo en nuestras vidas, en nuestros actos; esto es, convertirlo en realidad!

Es necesario, pues, acudir a la Omnipotencia Suplicante: pidámosle ayuda a nuestra Señora para vivir, de hoy en adelante, con una visión diferente: aquí sólo comenzó la vida, con la que ganaremos la Vida (con mayúscula).

Sorry, the comment form is closed at this time.