Hacia la unión con Dios

La infinita misericordia de Dios

Posted by pablofranciscomaurino en diciembre 3, 2010

Dios es perfecto; si no, no sería Dios. Y si es perfecto, tiene todos los atributos en grado sumo: es infinitamente misericordioso, pero también es infinitamente justo.

Sin embargo, hoy se está extendiendo en muchos ambientes cristianos la idea de que Dios es únicamente misericordioso. Según quienes así piensan, los pecados que cometemos serían siempre perdonados por Dios, aunque no nos arrepintiéramos ni procuráramos mejorar. Con este modo de pensar, el amor a Dios y al prójimo serían solo sentimientos que no nos exigen responsabilidades. Amar a Dios sobre todas las cosas significaría «sentir» que lo amamos, aunque incumplamos todos sus mandamientos. Así hablan:

«Practiquemos el satanismo o el espiritismo. Creamos en la Nueva Era, leamos temas esotéricos; ¿qué importa?»

«Asistamos a Misa los domingos y fiestas de precepto sólo cuando nos nazca. Y si vamos, podemos llegar a la hora que queramos. »

«Ofendamos a nuestros padres, y no les pidamos perdón.»

«Llegado el caso, matemos, pues todos los asesinos son perdonados por Dios. No importa cuántos homicidios cometamos: el amor de Dios es tan grande que hasta Hitler y todos los magnicidas de la historia viven en el Cielo, inmensamente dichosos, junto a Dios… »

«Los que practican el aborto, las que se los mandan a hacer, los que pagan esos abortos y los que lo promueven pueden seguir haciéndolo tranquilos. Lo mismo sucede con la eutanasia: Dios nos hizo dueños de la vida de los demás, especialmente de la de los más débiles… »

«Herir física, psicológica o moralmente a los demás puede que sea malo, pero Dios es tan bueno que perdonará a los torturadores, a los esposos y padres que usan los golpes o los insultos o la coacción psicológica o la humillación, a los maestros y a los patronos que atormentan psicológicamente a sus estudiantes y empleados…»

«Él sabrá comprendernos si, para evitar los hijos, usamos anticonceptivos. »

«Nada de malo hacen quienes tienen relaciones prematrimoniales.»

«La unión libre o el matrimonio civil son una opción más; por lo tanto, eso nunca ofenderá a Dios. Tampoco es malo masturbarse, leer o ver revistas pornográficas, ver películas o asistir a espectáculos pornográficos, etc.; nada de esto es pecado.»

«Los que roban, cobran injustamente, retienen cosas de propiedad de los demás, demoran los pagos de los empleados o les pagan muy poco, pueden continuar haciéndolo: es verdad que todo esto son injusticias que causarán más y más desorden social, pero a la misericordia divina no le gana nada.»

«Levantar falsos testimonios podrá causar infamias, pero no el castigo de Dios. Las mentiras —todas—, la difamación, los engaños…, no son nada malo: ¡Dios es tan bueno!»

«Ser infiel es siempre objeto de la compasión de Dios; no importa todo lo que sufran los hijos ni la mujer burlada; tampoco importa el daño que se le hace a la sociedad: el caos producido por estas traiciones no impedirá la bondad de Dios.»

En resumen, estas personas nos invitan a ofender a Dios, a burlarnos de sus mandamientos. Y si lo pensamos bien, también nos están invitando a ser malos con el prójimo y a acabar con el poco orden social que existe.

Se les olvidó que «amar a Dios es guardar sus mandatos» (1Jn 5, 3); se les olvidó que Jesús dijo: «Si ustedes me aman, guardarán mis mandamientos» (Jn 14, 15); se les olvidó que si Dios no fuera infinitamente justo, no sería Dios, pues no sería perfecto.

  

Sorry, the comment form is closed at this time.