Hacia la unión con Dios

Pensamientos de santa Maravillas de Jesús*

Posted by pablofranciscomaurino en enero 29, 2011

 

  • “Yo no quiero la vida más que para imitar lo más posible la de Cristo.”

  • “Veo al Señor cargado de los tesoros de su amor y necesitando almas vacías donde poder depositarlos”.

  • “Si le somos fieles, cada día aumenta la capacidad de amarlo. ¡Qué felicidad!”

  • “Yo no quiero saber otra cosa sino amar al Señor. ¡Qué pequeño, qué nada se ve el mundo y qué insensatas todas las luchas y deseos que en él hay!”

  • “Cada vez comprendo más la nada de todo lo que no es Dios y siento la imperiosa necesidad de amarlo y olvidarme de mí por completo para que sólo Él viva en mí.”

  • “Este tiempo de la vida tan corto hemos de aprovecharlo con alegría, ofreciéndole con gozo todo cuanto suceda, que todo es para que crezcamos en el amor.”

  • “Sí, ámenlo mucho, así con obras, sin mirar para nada nuestro consuelo.”

  • “El amor del Señor no tiene límites, que no lo tenga tampoco el nuestro.”

  • “¡Cómo tenemos que ser con Él y qué delicadezas de amor tenemos que tener; que amor con amor se paga!”

  • “Hágalo todo con mucho amor a Cristo y ahí está todo.”

  • “Nada nos puede quitar el vivir con Él, amándolo y procurando agradarlo y consolarlo.”

  • “¡Como paga el Señor la menor cosa que se hace por su amor!”

  • “Considerando que Dios se hizo hombre por nuestro amor, no sé cómo no nos volvemos todos locos de amor por Él.”

  • “¿No sabe que me enamoré del Hijo de María y cada día y cada segundo me gusta más, lo quiero más y más y más?”

  • “Las obras de Dios tienen que llevar su sello, que es el de la cruz. Cuando Él lo quiera, todas las dificultades se desharán como la espuma.”

  • “Tenemos que ser como Él nos quiere; así es como podremos ayudarlo de veras.”

  • “No esté triste, pase lo que pase. Las penillas al fondo del Corazón de Cristo, y en el suyo sólo su amor y su gloria.”

  • “Dejémonos purificar, iluminar y consumir por Él, que Él solo es la razón de nuestra vida…”

  • “Él se ha quedado en el sagrario para que lo amemos, lo imitemos, para ser nuestra fortaleza y nuestro consuelo.”

  • “Viva Cristo en mí y yo en Él. ¡Qué felices somos! Nadie nos puede quitar esta felicidad, que nunca disminuye si el alma es fiel; cada día que pasa es más grande, y en el cielo será infinita.”

  • “Es de veras un dolor que se pase la vida sin procurar imitar a Cristo.”

  • “Si de veras lo servimos y lo amamos, eso es la santidad.”

  • “Como Cristo, mansos, obedientes, humildes y llenos de caridad verdadera.”

  • “¿Por qué no lo conocerán y lo amarán todas sus criaturas? Porque no lo conocen, que si lo conociesen, no podrían no amarlo”.

  • “Si Él está contento, ¿qué más podemos querer?”

  • “Si has nacido para morir de amor, ¿qué te importa todo lo demás?

  • “Aprenda en el Corazón de su Madre como se ama a Jesús.”

  • “Tomemos por modelo a la Virgen Santísima y permanezcamos con Ella al pie de la cruz, con viva fe y perfecto amor.”

  • “Bendito sea nuestro Dios, que nos dio a su Madre por Madre nuestra.”

  • “¡Qué dicha es tener a María por Madre! No pierda tan dulce compañía, que con Ella está siempre Jesús.”

  • “Si se entrega de veras a Ella, lo llenará del amor de su Hijo.”

  • “He tomado a la Virgen Santísima por Madre de un modo especial, y Ella es la encargada también de prepararme, protegerme y ampararme. ¡Qué buena es esta dulcísima Madre!”

  • “¡Que hermosa es la oración del Rosario! Lo más eficaz, tanto para la conversión como para el mayor fervor de la vida, es el rezo del santo Rosario. Jesús dará a su Madre todo cuento le pida”

  • “El Señor es el único que puede tocar los corazones, y la oración nunca deja de ser escuchada.”

  • “Con el recogimiento interior y exterior, oración y limpieza de alma, vivamos una vida interior en una conversación íntima con nuestro Dios, por una continua oración.”

  • “¡Que hermoso es prescindir de criaturas y ver a Dios en todas!”

  • “No olvide que todo nos viene de Jesús por María.”

  • “Intérnese en ese Corazón de Jesús donde tiene hecho su nido y viva ahí, abandonada y segura, sólo para Él.”

  • “Nada estorba a la santidad si somos fieles.”

  • “¡En la soledad habla Él más al corazón!”

  • “Los santos fueron santos, porque quisieron, con inmenso querer, ser fieles.”

  • “La santificación se forja cuando Dios va quitando al alma todo, y la deja como en un inmenso desierto.”

  • “Los santos son los que verdaderamente son poderosos, porque tienen al mismo Señor con ellos.”

  • “¡Que fácil se hace servir y agradar a Dios en cuanto uno se olvida un poquitín de sí mismo y no quiere guiar su vida, sino abandonarla de manos de Dios!”

  • “¡Que pequeño es todo lo de esta vida; lo único que importa es que dejemos que se cumpla en nosotros plenamente la santa voluntad de nuestro Dios!”

  • “Queriéndolo Él y pensando que se le da gusto, todo lo amargo se vuelve dulce y lo desabrido sabroso.”

  • “El Señor nunca deja de inspirar al alma lo que debe hacer, siempre que ella lo escuche en vacío de todo lo suyo.”

  • “Es una felicidad el estar colgados de la providencia del Señor y ver con qué delicadísimo amor lo prepara Él todo.”

  • “Sin Él nada podemos, pero con Él, todo.”

  • “No quiero sino confiar a ciegas y esperar contra toda esperanza, sin ocuparme de mí.”

  • “El Señor nos lo arregla todo, aunque le guste apretar un poquito para que luego lo apreciemos más.”

  • “¡Cuánto hace gozar la verdadera caridad!”

  • “La caridad para con Dios se mide por la caridad que se tiene con el prójimo, y ésta roba el Corazón del Señor y…el de las criaturas también.”

  • “Necesito vivir olvidada, desconocida, despreciada, lo más cerca posible de su vida santísima. No tengo más que esta vida, y quisiera darle durante ella todo el dolor, toda la humillación que sea posible.”

  • “El Señor busca almas vacías, para llenarlas de Sí.”

  • “El camino de la propia santificación es el santo misterio de la cruz.”

  • “La cruz es un tesoro del cual no nos quiere privar este Rey nuestro, que conoce tan bien su valor.”

  • “Más nos acerca a Dios una temporadita de cruz que todos nuestros pobres esfuerzos.”

  • “En la cruz es donde más se logra la unión con Cristo nuestro Bien.”

  • “¡Cómo bendeciremos en la otra vida la bendita cruz!”

  • “El fruto del sufrimiento es estar cada día más cerca de Dios.”

  • “¡Cuantas cosas pasadas…, pero Cristo no pasa!”

  • “Con Él todo se hace suave y dulce, aun lo más amargo.”

  • “Cristo nos guarda, y con Él ¿qué hay que temer?”

  • “¿Miedo a la muerte? Si la muerte no es más que echarse en las manos de Dios.”

 

 

 

 

 

Sorry, the comment form is closed at this time.