Hacia la unión con Dios

Tanto que agradecerte, Señor*

Posted by pablofranciscomaurino en julio 27, 2012

Es maravilloso, Señor,

tener los brazos abiertos, cuando hay tantos mutilados.

Mis ojos ven, cuando hay tantos sin luz.

Mi voz canta, cuando hay tantos que enmudecen.

Mis manos trabajan, cuando hay tantos que mendigan.

Es maravilloso volver a casa,

cuando hay tantos que no tienen adónde ir.

Es maravilloso amar, vivir, sonreír y soñar,

cuando hay tantos que lloran,

tantos que odian y se revuelven en pesadillas,

y tantos que mueren antes de nacer.

Es maravilloso tener un Dios en quien creer,

cuando hay tantos que no tienen consuelo

ni tampoco tienen Fe.

Es maravilloso, Señor,

—sobre todo—

tener tan poco que pedir

y tanto, tanto que agradecerte.

Sorry, the comment form is closed at this time.