Hacia la unión con Dios

Ciclo C, IX domingo del tiempo ordinario

Posted by pablofranciscomaurino en octubre 7, 2013

Otro evangelio

 

Hoy se está enseñando otro evangelio, distinto al que nos enseñó Jesús y al que la Iglesia ha defendido en toda su historia.

Muchos han olvidado que Jesús es el mismo ayer, hoy y siempre:

Han olvidado que lo que era pecado hace dos milenios seguirá siendo pecado hasta el fin del mundo; y por eso creen que la moral, la ética, se acomoda a las costumbres, a las culturas y a los tiempos, como la moda.

Han olvidado que la doctrina de la Iglesia tampoco puede acomodarse a los cambiantes pensamientos de los hombres (simples criaturas), porque es doctrina de Dios. Ahora dicen que Jesucristo no resucitó, que la Santísima Virgen María tuvo más hijos, que las Sagradas Escrituras son cuestionables, que el Evangelio de san Juan fue escrito con mucha posterioridad a los hechos y que por eso no narra hechos sino cosas simbólicas, que Jesucristo tuvo relaciones sexuales con santa María Magdalena… Y escriben todas estas barbaridades, y la gente las lee y las cree, y compra esos libros llenos de herejías, convirtiéndolos en los mejores vendidos. Y quienes así predican se autodenominan cristianos progresistas, tratando peyorativamente a los demás como tradicionalistas.

San Pablo, el Apóstol, nos previno contra estas atrocidades. Primero dice quién es él y cuál es la autoridad que tiene: «Pablo, apóstol, no de parte de los hombres ni por mediación de hombre alguno, sino por Jesucristo y Dios Padre».

Y después sentencia: «Me maravillo de que tan pronto hayan abandonado al que los llamó por la gracia de Cristo, para pasarse a otro evangelio —y no es que sea otro, sino que hay algunos que los están turbando y quieren deformar el Evangelio de Cristo—. Pero aun cuando nosotros mismos o un ángel del Cielo les anunciara un evangelio distinto del que les hemos anunciado, ¡sea maldito! Lo repito: Si alguno les anuncia un evangelio distinto del que han recibido, ¡sea maldito!

¡Qué duro se muestra en esta carta san Pablo, el que predicó tan hermosamente a los corintios sobre el amor! Es que quería prevenirnos, también por amor.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.