Hacia la unión con Dios

Cruzando el umbral de la esperanza

Posted by pablofranciscomaurino en marzo 28, 2014

¿Un libro profético?

Ningún título pudo ser más exacto para el libro que contiene las respuestas que le diera el Papa Juan Pablo II a Vittorio Messori.

Además de la ecuanimidad y el profundo respeto por otras formas de pensar, la caridad verdadera, el afán apostólico y la profundidad con que está escrito, hacen pensar que este Pontífice se adelantó en el tiempo: lo que más se destaca es ese vivísimo expresar de la esperanza y de la alegría cristianas.

En un mundo donde hay guerras por todas partes, desastres naturales que entristecen el caminar humano, pérdida de la verdadera Fe, que se intenta reemplazar con caminos viejos o nuevos, dolor físico y moral…, revive este libro, abanderado de la Esperanza; esperanza del triunfo del bien sobre el mal, esperanza de la vida sobre la muerte eterna —verdadero mal—, esperanza en la resurrección.

¡Cuántos de nosotros no perdemos con relativa frecuencia el norte en nuestro trajinar diario! ¡Cuántas caras tristes en las filas de quien triunfó sobre el mal verdadero!, ¡de quien venció a la misma muerte!

Hoy, este libro, escrito por un hombre sobresaliente, más que especial, lleno de la gracia de Dios —¡santo!—, se vuelve a erigir como la voz de la Esperanza, para decirnos a todos los católicos que somos los privilegiados del mundo, que tenemos la certeza de que nuestro camino finaliza en el Cielo, que no hay nada por qué tener miedo, que Jesús resucitó y tras él resucitaremos todos…

Y esto nos lleva irremediablemente a la alegría verdadera: la inmutable, la que no cambia por la perspectiva de lo que nos espera en los próximos días, la que todavía no ha encontrado el mundo e intenta llenar con ilusiones pasajeras.

Si vivimos hoy lo que se lee en Cruzando el umbral de la esperanza, los demás hombres verán abismados la alegría de los hijos de Dios. Se sentirán atraídos por esa fuerza fulminante del amor de Dios que brilla en nosotros, harán a un lado los espejismos de las sectas y de la Nueva Era, y serán arrastrados a la verdadera fe.

Este es el verdadero apostolado: el ejemplo de una actitud positiva que nace de saberse llenos de Fe, de Esperanza cierta y veraz, y de Caridad.

De la mano del ahora san Juan Pablo, seguros de su entrañable escucha del Espíritu Santo —oración íntima—, llegaremos a la eterna felicidad.

 

Sorry, the comment form is closed at this time.