Hacia la unión con Dios

Posts Tagged ‘Exaltación de la Cruz’

Por qué se celebra la Exaltación de la Santa Cruz en dos fechas: 3 de mayo y 14 de septiembre

Posted by pablofranciscomaurino en septiembre 14, 2017

A principios del siglo II, el emperador Adriano había cubierto el Calvario y el Santo Sepulcro bajo una capa de escombros, y en aquellos mismos lugares había mandado erigir una estatua de Júpiter y un templo de Venus.

Después de la victoria reportada por Constantino, merced a la Cruz que en los aires se le apareció mientras escuchaba una voz que le decía: «Con este signo vencerás», su madre, la emperatriz santa Elena, se fue a Jerusalén a buscar la verdadera Cruz donde fue crucificado Nuestro Señor. Era el año 320 cuando hizo derribar ambos monumentos y, realizando las excavaciones en la zona, descubrió 3 cruces, por lo que se preguntaba cuál sería la de Nuestro Señor. Se reconoció la Veracruz (verdadera Cruz) junto con los santos clavos, al ponerla en contacto con una difunta que resucitó al instante.

Elena dividió en 3 trozos el precioso leño, que fue digno de cargar con el Rey del Cielo. Uno de aquellos 3 trozos lo envió a Roma, a la iglesia que por ese motivo se llamó: Santa Cruz de Jerusalén; el otro lo llevó a la recién fundada Constantinopla (hoy Estambul); y el tercero lo dejó en Jerusalén.

Quince años después, se hizo la dedicación de la basílica que Constantino hizo construir sobre el Gólgota, llamada Martyrium o Ad Crucem (junto con la de la Anastasis, es decir, de la Resurrección). Era el 14 de septiembre del año 335. La celebración de esta dedicación recibió el nombre de Hypsósis, que significa Exaltación. Desde ese entonces, se celebra con ese nombre —Exaltación de la Santa Cruz— en esa misma fecha.

Siglos más adelante, en el año 614, hacia fines del reinado de Focas, el rey persa Cosroe Parviz robó la reliquia de Jerusalén, durante la conquista de la Ciudad Santa. 14 años después, el emperador Heraclio —sucesor de Focas— ayunó y oró mucho implorando el favor y auxilio de lo alto, con el que derrotó a Cosroe, obligándolo a restituir la Cruz del Señor.

Cuenta la historia que Heraclio la devolvió solemnemente el 3 de mayo del año 628. Entró este emperador bizantino a Jerusalén con la Cruz a cuestas y cargado de oro y pedrería, cuando se sintió detenido por una fuerza irresistible que le impedía pasar por la puerta que conduce al camino del Calvario, y cuanto el Rey más se empeñaba en andar tanto mayor era la fuerza que se lo estorbaba.

Todos, ante el inaudito caso, quedaron atónitos; hasta que el obispo de Jerusalén, Tobías, dijo al monarca: «Mira, Emperador, que con esos atuendos de triunfo no imitas la pobreza ni la humildad con que Jesucristo llevó la Cruz.» Entonces, Heraclio, despojándose de sus ricos vestidos, se descalzó y poniéndose un manto, se echó la Cruz en los hombros y pudo llegar a la cima del Calvario.

Esta fecha —3 de mayo— se convirtió en una segunda celebración, que llevó el nombre de Invención de la Santa Cruz (“invención” significa también: “Hallazgo o descubrimiento de algo”).

Así pues, hubo un momento, antes de las reformas del calendario litúrgico de 1964 y 1969, en que se hacían ambas celebraciones: la Exaltación el 14 de septiembre y la Invención, el 3 de mayo.

Algunos países comenzaron a desarrollar una gran devoción por la fiesta de la Invención, aunque ahora con la denominación: La Cruz de mayo. Esos países son: Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Perú, Trinidad y Tobago, Argentina, Colombia y Venezuela. Además se celebra en algunas ciudades de España y en Lopinot, en la isla de Trinidad.

En los demás países del mundo se celebra la fiesta de la Exaltación el 14 de septiembre.

 

Posted in Liturgia | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , | Comentarios desactivados en Por qué se celebra la Exaltación de la Santa Cruz en dos fechas: 3 de mayo y 14 de septiembre