Hacia la unión con Dios

Posts Tagged ‘Moda’

Los demás

Posted by pablofranciscomaurino en abril 4, 2020

Mira a la humanidad; hay tantos esclavos del placer, del tener, de la opinión de los demás, del poder… Olvidados de que están hechos para la eternidad feliz, se someten a mil y mil sacrificios, para conseguir un pequeñito placer…, un poco de dinero…, cosas innecesarias…, alabanzas, aplausos, elogios, etc….

¡Cuántos centran su interés en títulos, posesiones, viajes, la moda, el cargo que ocupan…! Y no caen en cuenta de que nada de eso pesará en la balanza, a la hora del Juicio, el día que tengan que darle cuenta a Dios de sus obras. Verán, aterrados, el dolor de todos los necesitados que pasaron cerca de ellos y a quienes ellos ni siquiera les prestaron atención.

Y hay otros que, olvidándose de las leyes puestas por el Creador en su naturaleza, las desobedecen, dañándose a sí mismos en su propia dignidad y negándose por completo la posibilidad de llegar a la felicidad eterna: lujuria, adulterios, abortos, uso de anticonceptivos, relaciones prematrimoniales, actos homosexuales…

Y si a esto sumamos la maldad de quienes explotan a sus empleados o incumplen sus obligaciones laborales; los que roban del erario público o son corruptos (ofrecen o cobran comisiones); los que manipulan los precios, la bolsa o el cambio de divisas, para enriquecerse; quienes buscan crecer y crecer económicamente, impidiendo que otros logren surgir…

La lista es interminable. Y el panorama es desolador. ¡Tantos seres humanos que no se percatan de su valor, de su altísima dignidad!: ¡Costaron toda la Sangre que Cristo derramó en la Cruz!

Por eso, san Pablo de la Cruz escribió:

“Cuando se considera a la luz de la fe y en el corazón del divino Redentor cuán preciosas son las almas, no se ahorrarán trabajos, fatigas y peligros, para socorrerlos y ayudarlos en sus necesidades espirituales.”

-Ora por ellos; ora mucho. Y únete al sacrificio de Jesús, ofreciéndole todas las penas que puedas, pues Él está esperando tu ofrenda para salvarlos.

Posted in Apostolado | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Comentarios desactivados en Los demás

Los floreros de los templos

Posted by pablofranciscomaurino en julio 24, 2015

Supuestamente las flores son para el Santísimo, para darle culto; sin embargo, están orientadas de modo que sea el pueblo quien pueda gozar de su belleza. Los acólitos son los que se dan cuenta, ya que desde el sagrario se ve la parte trasera de los floreros llena de tallos y fea; a veces hasta se ve el oasis (esponja verde donde se entierran las flores) y cinta pegante que lo sostiene todo.

Así como los floreros de los templos hay muchas actitudes y circunstancias. Por momentos parece que lo importante es la imagen de la Iglesia, no su esencia ni la fuerza que posee por el hecho de ser fundada por Jesucristo y asistida por el Espíritu Santo.

Baste ver la poca confianza en Dios que algunos tienen en la labor pastoral y en el apostolado: con frecuencia se cree más en las «tácticas de enganche», la publicidad, la alegría en los ritos y en los cantos, la simpatía del sacerdote, etc., que en la gracia de Dios.

Se invierte poco tiempo en la oración… Se ora con poca fe… Se rechaza el sacrificio para lograr la conversión de las almas… Se ama poco a los pecadores. Y estos fueron los medios enseñados y utilizados por Cristo. En resumen, se sigue más el método de los hombres que el de Dios.

Lo que se consigue es casi siempre fugaz: almas muy emocionadas al ver un sacerdote «tan moderno», tan innovador… «Cómo le llega a la gente» —repiten—, «Es un cura que está a la moda». Pero, después de las primeras pruebas, dejan el entusiasmo inicial. Son como la semilla que cae en las piedras del camino: sin raíces. Luego se agostan por el sol y mueren.

¿Queremos ese tipo de católicos?… ¿Querrá Dios ese tipo de hijos?

La fecundidad apostólica de los santos que arrastraron a tantos en pos de Jesús, dispuestos a todo por seguirlo y vivir como Él —incluso hasta el martirio—, radica en donde está la fecundidad del fundador de la Iglesia: oblación total de sí mismo por la salvación de los hombres.

 

Posted in Reflexiones | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Comentarios desactivados en Los floreros de los templos