Hacia la unión con Dios

Posts Tagged ‘Oscuridada’

Ciclo A, V domingo del tiempo ordinario

Posted by pablofranciscomaurino en febrero 15, 2011

Para ver en la oscuridad

 

Los ejércitos cuentan desde hace mucho tiempo con un aparato que sirve para observar los movimientos del enemigo en la noche. Hoy, por la oscuridad en la que vivimos, la mayoría de las veces no vemos al enemigo oculto: el egoísmo, la soberbia, la gula, la envidia, la lujuria, la ira y la pereza que sentimos y, a veces, consentimos. Todo esto nos muestra claramente que ese enemigo invisible —pero real— nos gana algunas batallas.

Como lo importante es no perder la guerra, conviene que sepamos dónde está ese enemigo, cuáles son sus armas y sus estrategias.

Lo primero que hay que saber es que usa unas técnicas muy sutiles, y la primera de ellas es la misma que usó contra nuestros primeros padres: incitarnos a la altivez y al apetito desordenado de ser preferidos a otros, a la satisfacción y al envanecimiento por la contemplación de las propias capacidades, a veces hasta con menosprecio de los demás. Pero no lo hace de frente. Nos puede sugerir que las palabras de Jesús del Evangelio de hoy: «Ustedes son la sal de la tierra» «Ustedes son la luz del mundo» son para sentirnos muy importantes, más de lo que somos.

Sólo si cumplimos los requisitos de la primera lectura de hoy seremos la luz del mundo, seremos la sal de la tierra, como lo quiere el Señor: que compartamos el pan con el hambriento, que no volvamos la espalda a nuestros hermanos, que no haya gente explotada, que apartemos el gesto amenazador y las palabras perversas, que demos pan al hambriento y que ayudemos al hombre oprimido.

Y seremos como san Pablo, quien sin oratoria ni grandes teorías esparció por gran parte del mundo conocido la Buena Noticia de un Mesías crucificado. Él mismo se sintió débil, tímido y tembloroso. Sus palabras y su mensaje no contaron con los recursos de la oratoria, sino con manifestaciones de Espíritu y poder, para que nuestra fe se apoyara, no en sabiduría humana, sino en el poder de Dios.

Y con ese poder de Dios veremos al enemigo en la oscuridad. Y lo venceremos.

Posted in Homilías | Etiquetado: , , , , , , , , , , , | Comentarios desactivados en Ciclo A, V domingo del tiempo ordinario